Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Estudio considera relación entre vacunas y abortos registrados entre 2010 y 2012

13 de septiembre de 2017 05:30 PM
5 0

Un desconcertante estudio de embarazos en Estados Unidos encontró una incidencia moderadamente mayor de abortos espontáneos entre el 2010 y el 2012 en mujeres que se vacunaron en años consecutivos contra la influenza con vacunas que incluyeron protección contra la gripe porcina.

Expertos en vacunación dicen que los resultados podrían reflejar la edad más avanzada y otros riesgos en esas mujeres, y no efectos de las vacunas. Funcionarios de salud dijeron que no hay razón para cambiar la recomendación federal de que todas las mujeres embarazadas se vacunen contra la influenza. Dicen que esa enfermedad en sí es mucho más peligrosa para las mujeres y sus fetos.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades alertaron a un grupo médico, el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, sobre el estudio y dijeron que le ayudarán a prepararse para una ola potencial de preocupaciones entre mujeres embarazadas.

" Yo quiero que los CDC y los estudiosos continúen investigando el asunto”, dijo la doctora Laura Riley, una obstetra residente en Boston que encabeza un comité sobre inmunización materna. “ Pero como defensora de las mujeres embarazadas, lo que espero no suceda es que la gente se atemorice y deje de vacunarse”.

Estudios previos han concluido que las vacunas son inocuas durante el embarazo, pero ha habido poco estudio sobre su impacto en los primeros tres meses.

La influenza y sus efectos matan a miles de personas en Estados Unidos cada año. Los ancianos, los niños pequeños y las mujeres embarazadas corren el mayor riesgo. Cuando una nueva variante de “gripe de cerdo” emergió en el 2009, mayó a 56 mujeres embarazadas en Estados Unidos ese año, dijo el CDC.

Los autores del nuevo estudio, dos de los cuales trabajan con los CDC, encontraron una gran diferencia cuando examinaron a mujeres con abortos espontáneos en los 28 días después de recibir una vacuna que incluía protección contra esa variante, pero solamente si las mujeres se habían vacunado contra la influenza también el año previo.

Diecisiete de los 485 abortos espontáneos estudiados involucraron a mujeres cuyas vacunaciones siguieron ese patrón. Solamente cuatro de 485 embarazos saludables comparables incluyeron a mujeres vacunadas de esa forma.

El primer grupo tenía más mujeres con mayores riesgos de aborto espontáneo, como madres de edad avanzada, fumadoras y pacientes con diabetes. Los autores trataron de ajustar los resultados para compensar por esas diferencias, pero algunos estudiosos dicen que no lo lograron.

Otros expertos dicen que no piensan que una vacuna producida con virus de influenza inactivo pueda desatar una reacción inmunológica lo suficientemente fuerte como para provocar un aborto.

Dos revistas médicas rechazaron el estudio antes que una tercera, Vaccine, lo aceptó. E doctor Gregory Poland, direcror de Vaccine, dijo que se trata de un estudio bien diseñado que generaba una interrogante que no debería ser ignorada. Pedro él no piensa que las vacunas causaron los abortos. “Absolutamente no”, dijo Poland, que es además director de estudios de vacunas de la Clínica Mayo.

Fuente: telemetro.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0