Alerta en Occidente por la pugna entre Al Qaeda y el Estado Islámico por liderar la Yihad

21 de septiembre de 2014 03:37 PM

6 0

La feroz carrera abierta entre Al Qaeda y el Estado Islámico (IS) por convertirse en la organización preeminente de la Yihad, explica en buena medida la creciente preocupación de Occidente ante la posibilidad de que se produzca un atentado especialmente cruento en fecha más o menos inminente.

Los dirigentes de la organización que liderara Osama Bin Laden ven cómo la brutalidad y el uso de las herramientas de propaganda que practica el IS están atrayendo a miles de jóvenes radicales que ven en esta nueva marca una alternativa mucho más eficaz y atractiva que Al Qaeda.

Ante esta realidad, y según los análisis realizados por los expertos en terrorismo yihadista de Europa y Estados Unidos, los servicios de inteligencia occidentales han llegado a la conclusión de que tanto el IS como Al Qaeda preparan un gran atentado, en el convencimiento de que la primera de ellas que consiga burlar las medidas de seguridad de Occidente y lo perpetre se hará por mucho tiempo con el liderazgo de la Yihad y se convertirá en la organización que marque las pautas y estrategia de la ofensiva terrorista islámica. El EI es considerado una escisión de Al Qaeda desde que rechazara acatar las órdenes del líder de la red terrorista, Ayman al Zawahiri, que pidió que el grupo limitara su actividad a Irak y saliera de Siria.

El temor a una acción especialmente cruenta ha provocado la activación de elevados niveles de alerta en distintos países, aunque los más preocupados por la amenaza son Estados Unidos y Gran Bretaña. Londres modificaba a primeros de septiembre sus niveles de seguridad, pasando estos de “sustanciales” a “severos”, el segundo escalón más alto en una horquilla que va de 1 a 5. El gobierno de David Cameron ha cuantificado en unos 700 los yihadistas británicos que han regresado al país tras recibir entrenamiento y combatir en Siria e Irak.

En Francia el número de “retornados” se eleva a 900 y en España no llega a los 100. Los controles en las fronteras exteriores de estos y otros países europeos se han intensificado extraordinariamente en las últimas semanas (España ha situado recientemente su nivel de alerta un grado por encima del que estaba vigente) y, aunque se huye de generar un alarmismo gratuito, la preocupación de las Fuerzas de Seguridad es visible.

Entre otras razones, porque la frontera sur de Europa genera una gran inquietud. Se calcula que en los últimos meses, y solo a Marruecos, han regresado de Siria e Irak unos 1.500 yihadistas preparados para realizar atentados en el Reino alauí o en Europa. La dificultad de controlar estas oleadas de retornados, con pasaporte en regla, es enorme.

Demostrativo del grado de preocupación existente en nuestro país da una idea la intensa agenda del viaje que hizo el ministro español de Interior a Estados unido a primeros de semana. Jorge Fernández Díaz se reunía en lunes por la mañana con el fiscal general de Estados Unidos, Eric H. Holder, y por la tarde con el secretario de Seguridad Interior, Jeh C. Johnson. Al día siguiente sus interlocutores fueron el director de la CIA, John O. Brennan, y el el director del FBI, James B.

Comey. En todas las citas el terrorismo yihadista y la colaboración entre policías y servicios de información para detectar a presuntos miembros de ambas bandas, fue uno de los puntos fuertes del temario.

Como contaba aquí Manuel Marlasca, en los últimos años casi la totalidad de las detenciones de sospechosos de terrorismo islamista –44 detenidos desde inicios del 2013– corresponden a activistas dedicados a reclutar terroristas que son enviados a las zonas de conflicto: “No es que hayan desparecido los terroristas dispuestos a atentar aquí, es que es muy difícil detectarlos. Hay que dar un paso muy grande para pasar de poner en Facebook una foto posando con una bandera islamista en cualquier catedral a poner una bomba, pero hay quien está dispuesto a darlo, de eso no hay duda”,aseguraba a Marlasca un responsable de los servicios de información.

Y el problema se complica cuando en lugar de seguirle la pista a una red, cuyo rastro es más fácil de detectar, a quienes hay que identificar es a los llamados “lobos solitarios”, individuos que pueden actuar tres haber recibido instrucciones a través de las redes sociales o por iniciativa propia si tienen autorización para operar con un alto nivel de autonomía. El último ejemplo de “activación” de estos terroristas no integrados en ningún grupo, lo acaban de detectar los norteamericanos después de que el IS hiciera un llamamiento en foros de internet para que los “lobos” atenten en Nueva York y Las Vegas con artefactos caseros.

“Esta es la primera vez que el IS usa este medio para inspirar un ataque con lobos solitarios. Estamos bastante preocupados porque el IS tiene mayor capacidad que Al Qaeda para captar militantes a través de las redes sociales”, declaró el comisionado de Policía William Bratton a los medios locales. ”Nueva York está a solo un viaje de avión” de los militantes del IS entrenados en Siria con pasaporte occidental, añadió. Y Londres, París, Barcelona o Madrid.

Fuente: critica.com.pa

A la página de categoría

Loading...