La ausencia de Lavítola impide el juicio

16 de septiembre de 2014 02:04 PM

10 0

16/09/2014 - ROMA, ITALIA. -Un error de comunicación entre el tribunal de Roma y la cárcel de Poggioreale en Nápoles, donde Valter Lavítola cumple prisión preventiva acusado de haber extorsionado a Impregilo a instancias del ejecutivo de Ricardo Martinelli ha impedido que el detenido haya sido trasladado hasta el aula número 2 de la ciudad judicial de la capital italiana donde hoy debía celebrarse el juicio por corrupción internacional en Panamá.

La veterana juez Adele Rando se ha visto obligada al reenvío de la audiencia al próximo 25 de septiembre, retrasando así el peritaje técnico de las interceptaciones telefónicas que evidencian, según el prestigioso fiscal Paolo Lelo, el desvío de hasta 22 millones de dólares en coimas en la venta de radares, cartografía digital y helicópteros que el anterior Gobierno panameño adjudicó a Finmeccanica en 2010. Ha sido el día de las grandes ausencias.

El fiscal Paolo Lelo estaba enfermo y le ha sustituido su colega, Mario Ardigò. Tampoco han asistido los abogados de la prestigiosa firma italiana Hogan Lovells Studio Legal, recientemente contratados por el Gobierno de Panamá para seguir los juicios por corrupción en Italia.

La otra ausencia notable en el aula judicial ha sido la del otro imputado, el exdirector comercial de la empresa semipública italiana, Paolo Pozzessere, que estaba legalmente representado por sus abogados Alessandra Constanza y Michel Angelo Curtí.

Tras haber despedido a su antiguo abogado y exparlamentario del partido de Silvio Berlusconi, Maurizio Paniz, Lavítola ha designado a Antonio Nobile y a Gennaro Fredella para que lo defiendan en el proceso por corrupción en Panamá que se sigue en el tribunal de Roma.

El próximo jueves Lavítola tendrá que encarar un duro interrogatorio por parte de los fiscales de Nápoles, Henry John Woodcock y Vincenzo Piscitelli, y por parte de la presidenta del colegio de jueces de la sexta sección, Giovanna Cepalluni, acerca de las presiones y amenazas ejercidas a la empresa Impregilo y sus relaciones turbias con el anterior jefe de Estado de Panamá. Aquí Lavítola es asistido únicamente por una joven abogada napolitana.

Fuente: prensa.com

A la página de categoría

Loading...