Caos e inseguridad

19 de septiembre de 2014 12:00 AM

14 0

Las autoridades locales de Baja California comenzaron a evaluar daños y restablecer los servicios públicos, tras el paso del huracán Odile, mientras continúan el caos y los saqueos en los comercios, protegidos de manera precaria por grupos de hombres armados.

“Hemos podido restablecer en torno al 30% del servicio eléctrico, igual que el agua potable”, dijo Esthela Ponce, alcaldesa de La Paz, capital del estado.

Agregó: “Estamos haciendo un levantamiento de cada vivienda. Hay 10,000 casas dañadas en la ciudad”.

Un residente de la localidad turística de Los Cabos, David García, dijo que “el problema ya no es el huracán”, sino la violencia que se desató.

“Todo empezó con los saqueos, no habían pasado ni 8 horas del huracán cuando se estaban destrozando tiendas”, manifestó. “Empezaron con tiendas pequeñas y después pasaron a los súper”, añadió.

Las autoridades federales redoblaron sus patrullas en la zona turística de Los Cabos, donde los saqueadores vaciaron comercios.

Fuente: diaadia.com.pa

A la página de categoría

Loading...