La ciencia se preocupa por “el olor” de tus partes

16 de septiembre de 2014 02:03 PM

16 0

Ningún fluido corporal (hombres y mujeres incluidos) huele a flores. Y todo indica que eso deber así. Sin embargo, se han hechos muchos intentos por cambiar la esencia de la entrepierna femenina.

Los olores vaginales son un indicador de tu salud reproductiva, ya que los cambios muy abruptos o la presencia de un aroma muy fuerte y/o desagradable son una clara señal de que algo anda mal.(El tufo, nunca es un buen síntoma).

Si bien este tema está muy relacionado con la limpieza, usar productos inapropiados para la higiene íntima, como perfumes o desodorantes, terminan por alterar el pH de la zona, aumentando los riesgos de infecciones y, por lo mismo, de malos olores.

Como la industria farmacéutica ya aprendió la lección sobre querer perfumarnos allá abajo, el siguiente paso es intentar modificar tu cuerpo a través de los probióticos. Sí, los mismos que anuncian los yogures para regular tus idas al baño.

El concepto es el siguiente: el cuerpo humano tiene y necesita de las bacterias que viven en los órganos internos. Al punto que dentro de ti hay 10 veces más células microbiales que humanas, de las cuales hay muchísima más información genética disponible y más fácil de modificar.

De acuerdo con lo que publica “Vice” si los científicos de la Silicon Valley van por el camino correcto, estarían a unos paso de alterar los microbios del intestino o introducir otros, con fines varios: desde curar enfermedades como la intolerancia a la lactosa, hasta “ambientar” tus zona íntima.

Siendo este el escenario, en algunos años podría haber en el mercado alimentos probióticos (es decir, con microorganismos vivos dentro de su lista de ingredientes) que te ayudarán de forma “natural” a que tu vagina huela a rosas y sepa, por qué no, a refresco light. El cual también podría tener otros usos, al parecer secundarios, como protegernos contra infecciones del tracto urinario.

Fuente: critica.com.pa

A la página de categoría

Loading...