De la gloria mundialista a los banquillos de Europa

16 de septiembre de 2014 10:06 AM

8 0

De la gloria mundialista a los banquillos de Europa

Los porteros de Latinoamérica más destacados de la última Copa del Mundo se encuentran relegados a la suplencia en el prestigioso fútbol europeo

En la última Copa del Mundo brillaron los porteros. Sobre todo los de Latinoamérica. El costarricense Keylor Navas y el argentino Sergio Romero fueron claves en definiciones por penaltis. El mexicano Guillermo Ochoa fue la muralla azteca ante Brasil. Y el colombiano David Ospina se hizo prácticamente imbatible en la meta de su país.

Pero aquellas jornadas de gloria en el evento de selecciones más importante del mundo ya quedaron atrás. Sirvieron para mostrarse al prestigioso fútbol europeo, pero luego del exitoso mercado de pases, no dieron señales. Por distintas razones, han pasado de ser piezas imprescindibles en sus combinados nacionales a fijos en los banquillos de sus respectivos clubes.

El caso más llamativo es el de Navas. El portero tico fue fichado por el Real Madrid procedente del Levante después de una temporada fantástica con el club valenciano y de confirmar su nivel en Brasil. Fue nombrado 'jugador del partido' en tres de los cinco partidos disputados por el conjunto centroamericano.

Pero en su llegada al club blanco todo se derrumbó. A pesar de la salida de Diego López al AC Milan, y de que Iker Casillas que no pasa por su mejor momento y es discutido por la afición madridista, Ancelotti sigue sin darle lugar.

Por su parte, el mexicano Ochoa fichó por el Málaga, al que llegó libre después de terminar su contrato con el Ajaccio de Francia y tras tener un notable rendimiento en el Mundial. Fue MVP en dos de los cuatro partidos disputados por el equipo de Miguel Herrera.

Todo indicaba que "Memo" sería titular en Málaga, pero fue relegado a la suplencia por el camerunés Kameni, que en la temporada pasada tan solo disputó un partido oficial como titular.

El colombiano Ospina firmó por el Arsenal procedente del Niza y también carece de espacio en el once inicial de su nuevo club. Si bien es un caso distinto, porque está en proceso de recuperación de una lesión muscular y sólo entró en una convocatoria oficial del técnico Arsene Wenger.

Pero el que sí se encuentra apartado es el argentino Romero. "Chiquito" era uno de los más criticados del seleccionado argentino, pero se convirtió en uno de los pilares del elenco de Alejandro Sabella.

Este gran rendimiento invitaba a pensar Romero tendría la oportunidad de pelear por la titularidad en su club, ya sea si se mantuviese cedido en el Mónaco o si retornara a la Sampdoria.

Finalmente el portero argentino regresó a la Italia, pero todavía no ha disputado ninguno de los dos partidos de oficiales que su equipo jugó esta temporada, sumándose así a la lista de porteros latinos que conocieron la gloria en el mundial y ahora calientan los banquillos en Europa.

Fuente: infobae.com

A la página de categoría

Loading...